En el contexto de los seguros de movilidad, la franquicia (o “deducible”) es el total de dinero que el asegurado debe asumir por cuenta propia para cubrir el coste de los daños generados por un siniestro, según lo pactado previamente con la compañía aseguradora.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0