Son aquellos causados en un accidente o siniestro cuya responsabilidad es del asegurado o algún desconocido. Si el causante es un tercero no identificado como, por ejemplo, alguien que daña un vehículo que está estacionado y no se hace responsable, la indemnización se puede hacer por daños propios.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0