La entrada en vigor de tu póliza empieza a las 24/48 horas de haber firmado el documento, como norma general y siempre y cuando haya sido abonado el primer recibo. La póliza pierde vigor al cabo de 1 año de la misma fecha, salvo prórroga.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0