Muy fácil. Es una autorización con la que el tomador de la póliza o seguro, en este caso tú, autorizas a los mediadores, es decir, nosotros, a gestionar los trámites relacionados con tu póliza.
Este consentimiento nos permite negociar las mejores condiciones y coberturas más favorables para nuestros clientes. No tendrás que preocuparte por nada.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0