¿Cómo funciona un parte amistoso?

El parte amistoso es un documento que te ayuda a iniciar el proceso de reparación de tu vehículo cuando tienes un accidente con otro vehículo. Es la forma más común para solucionar el conflicto que se genera en el accidente.

De forma sencilla, es un documento en el que los implicados en el accidente indican que ha pasado (cuando, donde, como), los daños de los vehículos y los datos personales. Este documento facilita la labor de las aseguradoras a la hora de determinar la culpa y gestionar los gastos derivados del accidente.

Recuerda que lo mejor para rellenar este documento es mantener la calma, no enfadarse y ser educado con la otra parte. Permanecer tranquilo es la mejor forma de poder llevar a cabo de forma eficaz las gestiones previas para que posteriormente la compañía se encargue de todo.

Seguro que tienes muchas dudas sobre el parte ¿Cómo se rellena?, ¿Dónde se envía?, ¿A quien se envía?. Te damos unas indicaciones que seguro te ayudan:

 

¿Qué es el parte amistoso?

 

El Parte Amistoso, la Reclamación Amistosa de Accidente o el Parte Europeo de Accidente es un documento que se utiliza en España desde 1988, año en el que entró en vigor el Convenio de Indemnización Directa (CIDE). Con esto se ha conseguido agilizar la liquidación del pago a los asegurados de daños materiales, que se originan como consecuencia de un siniestro entre dos vehículos.

Este documento está compuesto por 2 hojas autocalcables, lo que permitirá que una vez rellenado por una de las partes, la otra pueda obtener de forma rápida una copia del mismo con todos los datos que ambos hayan rellenado de común acuerdo.

Existe un modelo oficial y homologado en casi todos los países de la Unión Europea (UE) con la salvedad de que en cada país aparece redactado en la lengua oficial del mismo. Esta homogeneidad permite que, en el caso de que suframos un accidente con nuestro vehículo en cualquier país de la UE, los trámites sean mucho más ágiles y sencillos.

Cómo se rellena un parte de accidente para no pagar sin tener la culpa |  Actualidad | Motor EL PAÍS

De este modo, independientemente de la aseguradora con la que tengas contratado tu seguro de coche, el parte amistoso será el mismo. Por norma general, las compañías de seguros son las encargadas de facilitar varias copias para que puedas utilizarlas en caso de siniestro. No obstante, si no lo han hecho o ya no te quedan, también las puedes descargar a través de Internet. Aunque recuerda que deberás imprimir dos copias: una para ti y otra para la otra parte.

 

Cuándo se puede utilizar el parte amistoso

El parte amistoso de accidente puede ser utilizado cuando tenga lugar un accidente en el que estén involucrados dos vehículos que hayan sufrido daños materiales. En primer lugar debemos, si es posible, estacionar los vehículos en una zona en la que no obstruyan el tráfico. A continuación, si el accidente ha ocurrido en una carretera, autopista o autovía, tendremos que señalizarlo con los dos triángulos de emergencia a 50 metros del coche en ambos sentidos (aunque el 2 de enero de 2024 su uso será reemplazado por luces de emergencia V-16 de forma obligatoria). Además, estaremos obligados a ponernos un chaleco reflectante para avisar al resto de conductores que transiten por la vía, tal y como establece el Código de Circulación. Sin embargo con el uso de las luces V-16 evitaremos tener que bajar del vehículo en gran medida.

Una vez que se ha señalizado el lugar del accidente, llega el momento de que las partes involucradas en él determinen cuáles han sido los hechos y, por norma general, esto se hará a través del parte amistoso.

Que deberemos rellenar en el parte amistoso:
  • Victimas: se deberá marcar, en la casilla correspondiente, si hay víctimas y los daños personales ocasionados. Hay que recordar que en este caso se debe comunicar el accidente a la Policía Local o a la Guardia Civil para que rellenen el atestado correspondiente.
  • Daños materiales: aquí se debe indicar si otros vehículos, diferentes a los directamente involucrados en el accidente, han sufrido daños materiales, así como otro tipo de objetos que hayan sido dañados como, por ejemplo, señales de tráfico o la fachada de algún edificio.
  • Testigos: existen testigos en el accidente, indicar su nombre, dirección y teléfono de contacto por si fuera necesario contactar con ellos en un futuro.

Datos de cada vehículo

Se deben anotar en cada una de las columnas correspondientes que aparecen en el parte amistoso bajo el rótulo Vehículo A y Vehículo B los siguientes datos (que deberá rellenar y firmar cada conductor):

  • Nombre, nacionalidad, dirección y teléfono de contacto del asegurado, lo que se podrá consultar en la póliza del seguro.
  • Modelo, marca y matrícula así como lugar de matriculación del vehículo y del remolque, si lo tuviera.
  • Nombre de la aseguradora, número de póliza, número de Carta Verde -cuando en el accidente estén involucrados conductores extranjeros-, nombre, dirección y teléfono de la agencia o corredor de seguros. También se deberá señalar si el seguro contratado cubre los daños propios, es decir si es a Todo Riesgo. Todos estos datos se consultarán en la póliza correspondiente.
  • Nombre, nacionalidad, dirección, teléfono de contacto y número del permiso de conducir del conductor.
  • Indicar el punto de choque inicial con una flecha en un dibujo en el que aparece dibujado una moto, un coche y una furgoneta.
  • Daños apreciados en el vehículo
  • Circunstancias. Deberemos indicar, entre las distintas opciones que se plantean, cuál ha sido el motivo del accidente. Por ejemplo “daba marcha atrás” o “cambiaba de carril”.
  • Croquis. Deberemos hacer un dibujo aproximado del lugar del accidente y de cómo se ha producido. Además, aquí debe quedar constancia de cuáles han sido los daños que ha sufrido el vehículo. Es importante indicar siempre los sentidos de la marcha de cada uno de los vehículos, el punto de choque inicial, la posición de los vehículos en el momento del choque y la dirección seguida por ambos, ya que esto puede ayudar a esclarecer las circunstancias.
  • Observaciones. Deberemos indicar todos aquellos datos adicionales de relevancia a los que no hayamos hecho incidencia en otros apartados.
  • Firma del conductor.

Una vez rellenado el parte amistoso, cada una de las partes debe quedarse con una copia que debe ser idéntica a la otra. Una vez hecho esto, cada conductor no podrá añadir circunstancias o datos en su copia del parte, ya que éstos no serán tenidos en cuenta y provocará retrasos innecesarios en la resolución del accidente. Se dispone de 7 días para comunicar el accidente al seguro, de manera que se puede evitar firmarlo con los nervios del momento o si no se está de acuerdo.

 

Consejos a tener en cuenta a la hora de rellenar un parte amistoso

  • En el caso de que sean únicamente dos los vehículos implicados, se ha de presentar un solo parte a una de las compañías, la que ha de asumir el gasto por su asegurado responsable del siniestro (si hubiera tres vehículos, se requerirían dos partes).
  • Rellenaremos un único formulario, pero con los datos y la firma de los dos implicados. Si no somos nosotros los que hemos de presentar el parte a la compañía hemos de quedarnos con la copia del parte, asegurándonos de que éste contiene ambas firmas.
  • Los datos deben ser legibles, por lo que se recomienda el uso de mayúsculas -además de tomarnos el tiempo necesario- y aportar la máxima información posible.
  • Es fundamental comprobar que ambos conductores cuentan con el permiso de conducir, ya que circular sin él -ya sea por no haberlo obtenido nunca o porque nos lo hayan retirado temporalmente- es un delito contra la seguridad vial tipificado por el Código Penal (art. 384).

¿Y si no disponemos de una copia válida y homologada de parte amistoso como hacemos?

 

Puede ocurrir que tengamos un accidente con contrario y ninguna de las partes disponga de un modelo oficial y homologado de parte amistoso. En este caso puedes actuar de dos modos:

  • Si ambos conductores tienen claro quién es el responsable y culpable del accidente: Simplemente tendréis que intercambiar vuestros números de póliza y datos de la aseguradora, nombre, dirección y teléfono de los conductores y datos de cada uno de los vehículos accidentados. En este caso es recomendable tomar alguna fotografía que pruebe los hechos. A continuación y en un plazo máximo de 7 días cada uno de los conductores deberá comunicar a su aseguradora el accidente así como remitirle los datos de la otra parte involucrada.
  • Si no hay acuerdo entre los conductores acerca de cómo se han producido los hechos: Lo más conveniente es avisar a la Policía Local o a la Guardia Civil para que tome constancia de todo lo ocurrido a través de un atestado

 

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0

Comentarios

0 comentarios

Inicie sesión para dejar un comentario.