¿Qué es el valor venal de un vehículo?

Es el importe que puede recibir el propietario de un vehículo usado cuando este es vendido o ha sido declarado siniestro total en caso de accidente. Es el precio que puede llegar a alcanzar el coche en el mercado, según su antigüedad y estado de conservación y de acuerdo con la ley que rige el mercado en ese momento. 

Por tanto el valor venal no es igual a valor nuevo del coche pues contempla, entre otras cosas, la antigüedad del vehículo. Debemos ver si la póliza de seguro incluye en sus coberturas ante accidente el pago por valor venal o valor nuevo, ya que la diferencia será sustancial. En caso de que el coche siniestrado ya no se fabrique, la cantidad a pagar será la que corresponda respecto de un modelo equivalente que lo sustituya. 

Podría darse la circunstancia de que el valor venal del vehículo se vea mejorado, al incrementar la empresa de venta la tasación realizada por un perito especializado. Este valor se encuentra entre el valor venal y el de reposición del coche (valor de mercado). Las condiciones de negociación serán las que permitirán que dicho precio aumente o se reduzca. 

¿Cómo se calcula?

Las cuantías oficiales las fija el Ministerio de Hacienda, por medio de unas tablas que varían todos los años. Estas tablas ofrecen un listado exhaustivo por marcas y modelos para que resulte más sencillo encontrar el que buscamos. 

Para calcularlo, hemos de tomar como referencia la fecha de primera matriculación y buscar la marca y el modelo, obteniendo el valor correspondiente, el cual es un porcentaje del valor oficial al que ha sido publicado por Hacienda. Una vez aplicado el porcentaje, hemos de reducir la cifra al 70%, en el caso de que sean coches que han sido utilizados de forma exclusiva, por un periodo superior a seis meses, en alguna de estas actividades: taxi, alquiler de vehículos sin conductor o enseñanza de conductores. 

El precio es independiente del número de kilómetros que tenga y lo cuidado que pueda estar, pues solo se tiene en cuenta su antigüedad. Recuerda también que la fechas de fabricación y matriculación son distintas. 

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0

Comentarios

0 comentarios

Inicie sesión para dejar un comentario.